Centro Quiropráctico Ibiza

La estructura de tu cuerpo es importante

La estructura de tu cuerpo es importante

Número 2 - Trimestre 4 2022

La postura es algo fundamental para tu aspecto estético y tu autoestima, pero también para la funcionalidad de tu cerebro y para tu memoria a medida que envejeces.

La mayoría de las personas entienden que las horas de sueño, el ejercicio, un entorno social saludable y un peso corporal ideal son factores importantes para la salud a largo plazo. Sin embargo, parece haber un enorme vacío en la comprensión sobre las implicaciones de tener una postura yestructura ineficientes. Cuando el cuerpo no está bien estructurado tu postura se transforma poco a poco en un “cuelgue pasivo”, en lugar de una estructura proactiva y bien tonificada.

“Estar de pie en posición erguida” suena fácil, pero si esa no es la tendencia natural o instintiva de tu cuerpo, sencillamente supone un esfuerzo excesivo estar de pie en posición erguida. No puedes confiar en la disciplina mental para mantenerte erguido si tu cuerpo tiene otros planes.

La tendencia tiene que surgir de tu cuerpo. Así que, si te cuesta ponerte de pie de manera fácil y relajada, lo más probable es que necesites que se evalúe la estructura de tu cuerpo.

Por ejemplo, en la pelvis, la base de la columna vertebral, tienes músculos por encima y por debajo de la pelvis, a la izquierda y a la derecha, y también por delante y por detrás. Estos músculos tienen que trabajar en equipo para proporcionar una base sólida en la que se apoyen tu cerebro, tu médula espinal y tu columna vertebral. Cada vez que acudes a tus ajustes quiroprácticos, nos aseguramos de que estos grupos musculares te proporcionen un buen equilibrio corporal.

Hay 3 grandes factores estresantes que hacen que tu cuerpo adopte la postura que adopta.

Tú también puedes hacer tu propia lista.

  1. Estrés físico.
  2. Estrés mental.
  3. Estrés química.

Reflexiona sobre esto por un instante. Estos tres factores de estrés hacen que la estructura de tu cuerpo cambie a medida que envejeces. Los cambios en tu postura corporal, a su vez, hacen que tengas menos capacidad para afrontar el estrés, porque el cuerpo agota poco a poco su capacidad de adaptación a más estrés. Cuando tu cuerpo acaba de absorber todo el estrés que puede (¡y lo hace de manera estupenda!) aparecen síntomas como la rigidez, el dolor de cabeza, la falta de sueño, los cambios de humor y la pérdida de concentración.

Artículos relacionados

2023-12-15T11:13:08+01:00
Ir a Arriba